Buscando algo que molestar
Hay gatos que ronronean plácidamente cerca de la fogata, ajustándose con las patas para confirmarse que tu regazo es suficientemente mórbido...

 

Volver a las ilustraciones Cuentos delgados