Los álamos lloran
Siempre he confiado en mi padre, para mí era el más sabio del mundo y sus palabras me aclaraban los secretos de la vida. La primera vez...

 

Volver a las ilustraciones Cuentos delgados